La metodología idónea de aprendizaje

De verdad… quién espere una respuesta concreta a esta cuestión, no la va a encontrar en este artículo. La razón es que no existe una sola metodología que sea idónea para el aprendizaje, sino que, de la misma forma que hay varias metodologías, hay muchas formas de aprender.

El tipo de aprendizaje depende de muchos factores, que van desde la edad, el objetivo perseguido, el tipo de contenidos de la materia, etc., hasta el momento de madurez personal y/o profesional de la persona que recibe la formación.

Las grandes divisiones tradicionales de metodologías (presencial, e-learning y blendedlearning), no son mejores o peores en sí, sino que son más o menos efectivas dependiendo de las circunstancias en las que se apliquen y del modelo del que forman parte.

Un modelo de aprendizaje puede tener diversas metodologías, pero es importante que esté enmarcado en un plano temporal y que tenga unos medidores iniciales del punto de partida y finales con la evolución del proceso y la parte que cada individuo ha podido asimilar. Las mediciones posteriores no son iguales si se hacen inmediatamente a la finalización de la formación o un tiempo después. La asimilación de determinados contenidos, pasa por convertirse en un hábito, y esto lleva otro proceso (sobre todo en aprendizajes competenciales y determinados procedimientos técnicos).

Las dinámicas, la experiencia, la adaptación a cada persona, el juego, etc., son herramientas que enriquecen cualquier metodología y facilitan, dependiendo de la materia, el proceso de aprendizaje.

Antes de plantearse iniciar una formación, habría que pensar qué objetivos se busca cubrir, cómo es el punto de partida de cada persona, a nivel de conocimientos y de capacidad de asimilación de conceptos. Los diseños a medida son los que garantizan mejores resultados, ya que se pueden adaptar y tener en cuenta todos los factores. Pero generalmente, excepto las corporaciones, la mayor parte de las formaciones son estandarizadas, ¿entonces nos basamos en modelos e-learning o presenciales según nuestra disponibilidad de tiempo y geográfica? Evidentemente son algunos de los factores a tener en cuenta, pero no los únicos.

Modelos blended, en los que se extrae presencialmente la enriquecedora parte de las dinámicas, roll playings, etc., complementados con contenidos e-learning, cada vez más dinámicos, basados en gamificación para que la asimilación de determinadas materias de más fácil, la aplicación de la evolución de las TICs a la educación, con la realidad virtual, emuladores, etc., todo nos abre un abanico de formaciones estándar y a medida en la que se puede encontrar la adecuada a cada situación, materia y colectivo.

Si en una formación distinguimos tres componentes fundamentales, que son los contenidos, el tutor o facilitador y la metodología global utilizada, tenemos que agregar como elemento permanente la medición de resultados previa y final, donde podremos comprobar el ROI de la formación.

¿Cuándo se mide el ROI de la formación? Dependiendo de los objetivos que nos hayamos marcado, por ejemplo, el desarrollo de una competencia implica conocerla, practicarla y convertirla en un hábito, y tendrá un plazo diferente a un conocimiento técnico de inmediata aplicación. Igualmente, un conocimiento técnico no es igual si estamos hablando de un nivel básico o avanzado.

Lo recomendable es que, en el caso de corporaciones o de cualquier persona que no se planté realizar una formación a medida, que intente que sea lo más a medida posible, dentro de la estandarización. ¿Cómo se consigue? Mediante un asesor pedagógico de formación. Todas las consultoras de formación, Escuelas de Negocios, centros de enseñanza, más allá de vender y buscar un beneficio a corto plazo, intentan asesorar a la persona u organización, detectando cuáles son sus expectativas y necesidades, y viendo si realmente tienen la formación que se adapta a lo que se está buscando.

Como veréis, no he descrito nada diferente a la venta comercial de cualquier servicio. Pero en el caso de la formación, las consecuencias de adaptar la metodología que mejor nos hará evolucionar en el proceso de aprendizaje, es fundamental para el desarrollo personal y/o profesional del individuo, formando siempre una base sobre la que se irá construyendo continuamente, que es lo que implica el proceso de formación continua a lo largo de la vida del trabajador y de la persona.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*